top of page
  • Foto del escritorGilberto Objío Subero

INDIGNANTE Y ESCANDALOSA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO DOMINICANO EN LA TRÁGICA MUERTE DE 72 NEONATOS


Se ha revelado un alarmante y espeluznante incremento en la tasa de mortalidad neonatal durante el primer trimestre de 2023. El Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, con un total de 72 angustiantes decesos de recién nacidos y una tasa de mortalidad muy elevada ha hecho que el Colegio Médico haga sonar la alarma. Las causas principales de muerte, como prematuridad, distrés respiratorio e infecciones, evidencian una absoluta negligencia en la atención médica.


Esta situación insostenible y vergonzosa ha generado alarma y preocupación entre las autoridades sanitarias y el Colegio Médico Dominicano (CMD), quienes han exigido una investigación exhaustiva para determinar las causas de este inaceptable aumento en la mortalidad neonatal.


En una tensa reunión a puertas cerradas entre autoridades del hospital y del Servicio Nacional de Salud (SNS), se debatieron las denuncias de manipulación y alteración de datos sobre la cantidad de muertes neonatales en el centro médico. El director de la maternidad, en un intento por desviar la atención, aclaró que la tasa más baja de mortalidad neonatal se registró en el año posterior a la pandemia de COVID-19, a pesar de los daños ocasionados por la misma en el acceso a las consultas prenatales.


NEGLIGENCIA SISTEMÁTICA ATROZ Y MASIVA:

La negligencia médica implica que los profesionales de la salud han fallado estrepitosamente en cumplir con su deber de cuidado hacia los pacientes, resultando en un daño evitable y devastador. En estos casos, las muertes podrían haberse prevenido si se hubieran tomado las medidas adecuadas, como un diagnóstico temprano, tratamiento adecuado y/o medidas preventivas eficaces.


Cuando se sospecha de negligencia médica, pueden haber consecuencias legales y éticas graves para los profesionales de la salud involucrados y para la institución en la que trabajan. Las familias de las víctimas pueden tener derecho a recibir compensación por daños y perjuicios, y los profesionales de la salud podrían enfrentar sanciones disciplinarias, multas e incluso la pérdida de su licencia para ejercer.


Esta situación deplorable y vergonzosa erosiona la confianza del público en el sistema de atención médica y en los profesionales de la salud en general. Es imperativo que los hospitales, las instituciones médicas y los profesionales de la salud trabajen en conjunto para garantizar que se cumpla con los más altos estándares de atención y se reduzcan al mínimo los riesgos para los pacientes, evitando así futuras tragedias como la vivida en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina.





MENSAJE A COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN:

Cuidado con ocultar información. La sociedad esta atenta y observante y mas prepara da que nunca para desmentir falsas excusas. Por ejemplo, a continuación la lista de causas de muertes declaradas como las que desencadenaron el fallecimiento de los últimos 34.


A continuación un abordaje puntual de cada una de las causas de muertes declaradas por el SNS sobre el fallecimiento de los últimos 34 niños y la razón por la que podría deducirse que son a causa de negligencias en la atención sanitaria.

  1. Asfixia perinatal: Monitorear adecuadamente al bebé durante el parto, identificar signos de sufrimiento fetal y actuar rápidamente al realizar una cesárea de emergencia cuando sea necesario pueden evitar la asfixia perinatal. Además, aplicar las técnicas adecuadas de reanimación en el momento del nacimiento puede prevenir daños cerebrales y muertes relacionadas con la asfixia.

  2. Síndrome de aspiración de meconio: La identificación temprana de la presencia de meconio en el líquido amniótico y la realización de una aspiración endotraqueal en el momento del nacimiento pueden ayudar a prevenir la aspiración de meconio en los pulmones del recién nacido. Además, el uso de oxígeno suplementario y ventilación adecuada pueden evitar problemas respiratorios graves y la muerte.

  3. Sepsis neonatal: La prevención de la sepsis neonatal puede incluir la identificación y el tratamiento temprano de infecciones maternas durante el embarazo, la administración de antibióticos profilácticos antes del parto en casos de riesgo y la vigilancia de signos y síntomas de infección en el recién nacido, seguida de un tratamiento oportuno y adecuado.

  4. Shock séptico: La identificación temprana de infecciones en recién nacidos, el uso de antibióticos de amplio espectro de manera oportuna y el manejo adecuado de la disfunción orgánica pueden ayudar a prevenir el shock séptico y sus consecuencias mortales.

  5. Síndrome de dificultad respiratoria (SDR): La administración de corticosteroides prenatales en casos de parto prematuro y la administración de surfactante exógeno en recién nacidos prematuros pueden reducir significativamente la incidencia y la gravedad del SDR. Además, el uso de estrategias de ventilación protectora pulmonar también puede mejorar los resultados en estos casos.

  6. Hemorragia pulmonar: La atención oportuna a signos de alarma, el diagnóstico temprano de condiciones médicas subyacentes y el manejo adecuado de trastornos de la coagulación pueden prevenir la hemorragia pulmonar en recién nacidos y sus complicaciones fatales.

  7. Cardiopatía congénita compleja: La detección temprana de defectos cardíacos mediante ecografías prenatales y la derivación a especialistas en cardiología pediátrica pueden permitir intervenciones quirúrgicas o tratamientos adecuados para corregir o mejorar la función cardíaca, previniendo así complicaciones y muertes.

  8. Coagulación intravascular diseminada (CID): Identificar y tratar las causas subyacentes de la CID, como infecciones graves o trastornos de la coagulación, puede prevenir la formación de coágulos de sangre en todo el cuerpo y las consecuencias fatales asociadas con esta condición.

  9. Quemaduras de segundo grado: La supervisión adecuada y la implementación de protocolos de seguridad para prevenir accidentes, como el uso correcto de dispositivos médicos que generan calor o la manipulación segura de líquidos calientes, pueden ayudar a evitar quemaduras de segundo grado en recién nacidos.



Si se confirma con el análisis retrospectivo documental, auditorías y las autopsias que fueron incumplido los procedimientos médicos necesitados por esos niños indefensos a consecuencia de la dejadez y negligencia de las autoridades en solicitar insumos, ejecutar procesos, proveer medicamentos, planificar y ejecutar actos médicos, deben ser sometidos penal y civilmente los responsables.


Muchas de las muertes de recién nacidos mencionadas podrían haberse evitado mediante una detección temprana, diagnóstico y tratamiento adecuados, así como mediante la implementación de medidas de seguridad y protocolos en el entorno hospitalario. La atención médica de calidad y la vigilancia constante son esenciales para garantizar la salud y el bienestar de los recién nacidos y sus familias.


El Estado Dominicano debe poner orden por sobre la cabeza de quien haya que ponerlo, pues la vida de niños indefensos no puede estar en juego por el hecho de que sus padres sean pobres y no puedan ir a un centro privado.


Continuaremos observando cómo se desarrollan los sucesos de este caso. Estamos atentos.


Gilberto Objio Subero

Abogado Experto en Derecho Medico

139 visualizaciones
bottom of page